Microsoft quiere hacer algo con todos esos programas “de limpieza” que pueblan los PCs de los usuarios y que, sobre la base, no son más que programas scam que en su mayoría esconden malware y bombardean al usuario con notificaciones intrusivas. No se trata de algo aislado, puesto que muchos fabricantes, de un tiempo a esta parte, han empezado a pre-instalar este tipo de programas dentro de su bloatware, además de que en muchas ocasiones se le cuelan a los usuarios al visitar una web o instalar un programa.

No estamos hablando de programas legítimos como CCleaner, cuyo comportamiento es bastante silencioso, si no de aquellos programas de utilidad dudosa que no son más que una fuente de malware, que acaba asfixiando los recurso del PC y bombardeando a los usuarios con cientos de notificaciones alertándolos que sus PCs tiene un serio problema de seguridad, de rendimiento o de virus.

De esta forma, y con la próxima actualización, el antivirus de Microsoft, Windows Defender, comenzará a eliminar el software que tiene “mensajes coercitivos” o “contenido engañoso para presionar al usuario a que pague por servicios adicionales o realice acciones superfluas”.

“Ha habido un aumento en las versiones gratuitas de programas que pretenden escanear PCs y luego usan mensajes alarmantes y coercitivos para asustar a los clientes para comprar una versión premium del mismo programa” – Barak Shein, del equipo Windows Defender de Microsoft. .

Y es que en muchas ocasiones, estos programas que son instalados utilizando técnicas que muchas veces no son todo lo legítimas que deberían, amén de que en la mayoría de las ocasiones lo que hacen es secuestrar los recursos del PC y luego chantajean al usuarios con una supuesta mejora de rendimiento si adquieren la versión premium. Esto se va a terminar en Windows 10.